7. Levántate, Yahveh, en tu cólera, surge contra los arrebatos de mis opresores, despierta ya, Dios mío, tú que el juicio convocas.





A firmeza de todo o edifício depende da fundação e do teto! São Padre Pio de Pietrelcina