3. Porque el Señor sale de su Lugar sagrado, desciende y camina sobre las alturas de la tierra.





“Pense na felicidade que está reservada para nós no Paraíso”. São Padre Pio de Pietrelcina