13. Por eso yo también he comenzado a herirte, a devastarte por tus pecados.




Visite nossa livraria



“É preciso amar, amar e nada mais”. São Padre Pio de Pietrelcina