36. Y decía: «¡Abbá, Padre!; todo es posible para ti; aparta de mí esta copa; pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieras tú.»





“Invoquemos sempre o auxílio de Nossa Senhora.” São Padre Pio de Pietrelcina