21. Entonces el Angel de Yahveh extendió la punta del bastón que tenía en la mano y tocó la carne y las tortas ázimas. Salió fuego de la roca, consumió la carne y las tortas ázimas, y el Angel de Yahveh desapareció de su vista.




Livraria Católica

Conheça esses e outros livros em nossa livraria.




“Cuide de estar sempre em estado de graça.” São Padre Pio de Pietrelcina