31. Hizo también él un guiso suculento y llevándoselo a su padre le dijo: «Levántese mi padre y coma de la caza de su hijo, para que me bendiga tu alma.»




Visite nossa livraria



“O amor sem temor torna-se presunção.” São Padre Pio de Pietrelcina