22. Y después de hablar con él, subió Dios dejando a Abraham.

22




“Tenhamos sempre horror ao pecado mortal e nunca deixemos de caminhar na estrada da santa eternidade.” São Padre Pio de Pietrelcina