Fondare 720 Risultati per: ley

  • Si ha sido toda la comunidad de Israel la que ha pecado por inadvertencia y la que se ha hecho culpable traspasando, sin darse cuenta, algo de lo prohibido por la ley del Señor, (Levítico 4, 13)

  • Si uno falta haciendo por inadvertencia lo prohibido por la ley del Señor, se hace culpable; su culpa pesa sobre él, (Levítico 5, 17)

  • Todos los varones entre los hijos de Aarón lo podrán comer: es ley perpetua para vuestras generaciones. Todo el que lo toque quedará consagrado". (Levítico 6, 11)

  • "En el sacrificio por el pecado y en el de reparación, la ley es la misma: la víctima será del sacerdote que haya hecho el rito de absolución. (Levítico 7, 7)

  • puesto que el pecho de la presentación y la pierna reservada, que yo retengo para mí en los sacrificios de reconciliación de los hijos de Israel, se lo doy al sacerdote Aarón y a sus hijos: es ley perpetua para todas las generaciones". (Levítico 7, 34)

  • Esto es lo que el Señor exigió de los israelitas en favor de los sacerdotes desde el día de su consagración: es ley perpetua para todas las generaciones. (Levítico 7, 36)

  • "Cuando tengáis que entrar en la tienda de la reunión, no beberéis vino o bebida embriagante ni tú ni tus hijos, y no moriréis. Es ley perpetua para vuestras generaciones, (Levítico 10, 9)

  • Ésta es la ley sobre los animales terrestres, las aves, los animales acuáticos y los reptiles, (Levítico 11, 46)

  • El sacerdote los ofrecerá ante el Señor, hará sobre ella el rito de absolución y quedará purificada de su flujo de sangre. Ésta es la ley para la mujer que da a luz un niño o una niña. (Levítico 12, 7)

  • Tal es la ley para los casos de lepra en un vestido, de lana o de lino, de tela o de punto, o en cualquier objeto de cuero, cuando se trata de declararlos puros o impuros". (Levítico 13, 59)

  • Ésta es la ley para la purificación del leproso que no puede presentar las víctimas ordinarias". (Levítico 14, 32)

  • Ésta será para vosotros ley perpetua: el séptimo mes, el día diez del mes, ayunaréis y no haréis trabajo alguno, tanto el indígena como el extranjero residente en medio de vosotros. (Levítico 16, 29)


“Se precisamos ter paciência para suportar os defeitos dos outros, quanto mais ainda precisamos para tolerar nossos próprios defeitos!” São Padre Pio de Pietrelcina