30. Aquél día fue humillado Moab bajo la mano de Israel, y el país quedó tranquilo ochenta años.





“Combata vigorosamente, se está interessado em obter o prêmio destinado às almas fortes.” São Padre Pio de Pietrelcina