1. Del maestro de coro. Para instrumentos de cuerda. Salmo. Canto.

2. El Señor tenga piedad y nos bendiga, haga brillar su rostro sobre nosotros, Pausa

3. para que en la tierra se reconozca su dominio, y su victoria entre las naciones.

4. ¡Que los pueblos te den gracias, Señor, que todos los pueblos te den gracias!

5. Que canten de alegría las naciones, porque gobiernas a los pueblos con justicia y guías a las naciones de la tierra. Pausa

6. ¡Que los pueblos te den gracias, Señor, que todos los pueblos te den gracias!

7. La tierra ha dado su fruto: el Señor, nuestro Dios, nos bendice.

8. Que Dios nos bendiga, y lo teman todos los confines de la tierra.





“Não se desencoraje, pois, se na alma existe o contínuo esforço de melhorar, no final o Senhor a premia fazendo nela florir, de repente, todas as virtudes como num jardim florido.” São Padre Pio de Pietrelcina