35. Después les dijo: «Cuando los envié sin bolsa, ni alforja, ni sandalia, ¿les faltó alguna cosa?».




“Rezai e continuai a rezar para não ficardes entorpecidos”. São Padre Pio de Pietrelcina