Talált 231 Eredmények: llamó

  • y llamó a la luz día, y a las tinieblas noche. Hubo así tarde y mañana: día primero. (Génesis 1, 5)

  • Dios llamó al firmamento cielo. Hubo tarde y mañana: día segundo. (Génesis 1, 8)

  • Dios llamó a lo seco tierra, y a la masa de las aguas llamó mares. Vio Dios que esto estaba bien. (Génesis 1, 10)

  • Pero el Señor Dios llamó al hombre y le dijo: "¿Dónde estás?". (Génesis 3, 9)

  • El hombre llamó Eva a su mujer, porque ella fue la madre de todos los vivientes. (Génesis 3, 20)

  • Adán, a la edad de ciento treinta años, engendró un hijo a su imagen, según su semejanza, y le llamó Set. (Génesis 5, 3)

  • al que llamó Noé, diciendo: "Él nos consolará en nuestro trabajo y en la fatiga que impone a nuestras manos la tierra maldecida por el Señor". (Génesis 5, 29)

  • A Héber le nacieron dos hijos; el primero se llamó Péleg, porque en su tiempo fue dividida la tierra; su hermano se llamó Yoctán; (Génesis 10, 25)

  • Por eso se la llamó Babel, porque allí confundió el Señor la lengua de todos los habitantes de la tierra y los dispersó por toda su superficie. (Génesis 11, 9)

  • Agar dio un hijo a Abrán, y Abrán le llamó Ismael. (Génesis 16, 15)

  • La mayor tuvo un hijo, y le llamó Moab; es el padre de los actuales moabitas. (Génesis 19, 37)

  • También la menor tuvo un hijo, y le llamó Ben Ammí; es el padre de los actuales amonitas. (Génesis 19, 38)


“Pobres e desafortunadas as almas que se envolvem no turbilhão de preocupações deste mundo. Quanto mais amam o mundo, mais suas paixões crescem, mais queimam de desejos, mais se tornam incapazes de atingir seus objetivos. E vêm, então, as inquietações, as impaciências e terríveis sofrimentos profundos, pois seus corações não palpitam com a caridade e o amor. Rezemos por essas almas desafortunadas e miseráveis, para que Jesus, em Sua infinita misericórdia, possa perdoá-las e conduzi-las a Ele.” São Padre Pio de Pietrelcina