20. Sépanlo bien: ninguna profecía de la Escritura puede ser interpretada por cuenta propia,





“Seja modesto no olhar.” São Padre Pio de Pietrelcina