22. ¡El arco de Jonatán no retrocedió jamás, nunca fallaba la espada de Saúl!





“O homem sem Deus é um ser mutilado”. São Padre Pio de Pietrelcina