1. Canción de las subidas. De David. Si Yahveh no hubiera estado por nosotros, - que lo diga Israel -

2. si Yahveh no hubiera estado por nosotros, cuando contra nosotros se alzaron los hombres,

3. vivos entonces nos habrían tragado en el fuego de su cólera.

4. Entonces las aguas nos habrían anegado, habría pasado sobre nosotros un torrente,

5. habrían pasado entonces sobre nuestra alma aguas voraginosas.

6. ¡Bendito sea Yahveh que no nos hizo presa de sus dientes!

7. Nuestra alma como un pájaro escapó del lazo de los cazadores. El lazo se rompió y nosotros escapamos;

8. nuestro socorro en el nombre de Yahveh, que hizo el cielo y la tierra.





“A pessoa que nunca medita é como alguém que nunca se olha no espelho e, assim, não se cuida e sai desarrumada. A pessoa que medita e dirige seus pensamentos a Deus, que é o espelho de sua alma, procura conhecer seus defeitos, tenta corrigi-los, modera seus impulsos e põe em ordem sua consciência.” São Padre Pio de Pietrelcina