32. En las aguas de Meribá le enojaron, y mal le fue a Moisés por culpa de ellos,





“Quem te agita e te atormenta é o demônio.Quem te consola é Deus”! São Padre Pio de Pietrelcina