12. No te alegres de la ruina de tu hermano en el día de su desgracia. No hagas burla de los hijos de Judá en el día de su angustia, no te rías de su miseria.





“Diante de Deus ajoelhe-se sempre.” São Padre Pio de Pietrelcina