21. Reemprendieron el camino colocando en la cabeza a las mujeres, los miños, los rebaños y los objetos preciosos.





“Como é belo esperar!” São Padre Pio de Pietrelcina