16. Asan, Juta y Betsamés con sus contornos; nueve ciudades en las dos tribus, como queda dicho.





“É necessário manter o coração aberto para o Céu e aguardar, de lá, o celeste orvalho.” São Padre Pio de Pietrelcina