7. Se airó el rey y, enviando sus tropas, dio muerte a aquellos homicidas y prendió fuego a su ciudad.




“Uma só coisa é necessária: estar perto de Jesus”. São Padre Pio de Pietrelcina