43. Díceles: «Pues ¿cómo David, movido por el Espíritu, le llama Señor, cuando dice:




“Feliz a alma que atinge o nível de perfeição que Deus deseja!” São Padre Pio de Pietrelcina