3. Buscad palabras y volved al Señor. Decidle: Perdona todas nuestras culpas para que recobremos la felicidad y te ofrezcamos en sacrificio palabras de alabanza.





“Pense na felicidade que está reservada para nós no Paraíso”. São Padre Pio de Pietrelcina