18. Maldito el que desvía a un ciego en el camino. Todo el pueblo responderá: ¡Amén!

18




“Nossa Senhora está sempre pronta a nos socorrer, mas por acaso o mundo a escuta e se emenda?” São Padre Pio de Pietrelcina