Gefunden 140 Ergebnisse für: temor

  • En todas las provincias y ciudades, en los lugares en que se publicaba la orden y edicto del rey, hubo entre los judíos alegría triunfal, banquetes y días de fiesta. Y muchos habitantes del país se hicieron judíos, pues el temor a los judíos se había apoderado de ellos. (Ester 8, 17)

  • En todas las provincias del rey Asuero se reunieron los judíos en sus ciudades para poner la mano sobre cuantos habían intentado hacerles mal, sin que nadie les opusiera resistencia, porque el temor se había apoderado de todos los pueblos. (Ester 9, 2)

  • Oh Dios, que dominas a todos, oye el clamor de los desesperados, libranos del poder de los malvados y librame a mí de mi temor. (Ester 14, 19)

  • Ella respondió: «Te he visto, señor, como a un ángel de Dios y mi corazón se turbó ante el temor de tu gloria. (Ester 15, 16)

  • El que retira la compasión al prójimo abandona el temor de Sadday. (Job 6, 14)

  • me asalta el temor de todos mis pesares, pues sé que tú no me tendrás por inocente. (Job 9, 28)

  • entonces alzarás tu frente limpia, te sentirás firme y sin temor. (Job 11, 15)

  • Y dijo al hombre: «Mira, el temor del Señor es la Sabiduría, huir del mal, la Inteligencia.» (Job 28, 28)

  • Servid a Yahveh con temor, (Salmos 2, 11)

  • Mas yo, por la abundancia de tu amor, entro en tu Casa; en tu santo Templo me prosterno, lleno de tu temor. (Salmos 5, 8)

  • El temor de Yahveh es puro, por siempre estable; verdad, los juicios de Yahveh, justos todos ellos, (Salmos 19, 10)

  • Lámed. Venid, hijos, oídme, el temor de Yahveh voy a enseñaros. (Salmos 34, 12)


“Amar significa dar aos outros – especialmente a quem precisa e a quem sofre – o que de melhor temos em nós mesmos e de nós mesmos; e de dá-lo sorridentes e felizes, renunciando ao nosso egoísmo, à nossa alegria, ao nosso prazer e ao nosso orgulho”. São Padre Pio de Pietrelcina