Gefunden 105 Ergebnisse f√ľr: °Bendito

  • Y dijo: ¬ę¬°Bendito sea Yahveh, el Dios de Sem, y sea Cana√°n esclavo suyo! (G√©nesis 9, 26)

  • y le bendijo diciendo: ¬ę¬°Bendito sea Abram del Dios Alt√≠simo, creador de cielos y tierra, (G√©nesis 14, 19)

  • y bendito sea el Dios Alt√≠simo, que entreg√≥ a tus enemigos en tus manos!¬Ľ Y diole Abram el diezmo de todo. (G√©nesis 14, 20)

  • diciendo: ¬ęBendito sea Yahveh, el Dios de mi se√Īor Abraham, que no ha retirado su favor y su lealtad para con mi se√Īor. Yahveh me ha tra√≠do a parar a casa del hermano de mi se√Īor.¬Ľ (G√©nesis 24, 27)

  • y le dijo: ¬ęVen, bendito de Yahveh. ¬ŅPor qu√© te quedas parado fuera, si yo he desocupado la casa y he hecho sitio para los camellos?¬Ľ (G√©nesis 24, 31)

  • de que no nos har√°s mal, como tampoco nosotros te hemos tocado a ti; no te hemos hecho sino bien, y te hemos dejado ir en paz, ¬°oh bendito de Yahveh!"¬Ľ (G√©nesis 26, 29)

  • S√≠rvante pueblos, ad√≥rente naciones, s√© se√Īor de tus hermanos y ad√≥rente los hijos de tu madre. ¬°Quien te maldijere, maldito sea, y quien te bendijere, sea bendito!¬Ľ (G√©nesis 27, 29)

  • A Isaac le entr√≥ un temblor fuerte, y le dijo: ¬ęPues entonces, ¬Ņqui√©n es uno que ha cazado una pieza y me le ha tra√≠do? Porque de hecho yo he comido antes que t√ļ vinieses, y le he bendecido, y bendito est√°.¬Ľ (G√©nesis 27, 33)

  • Y dijo Jetr√≥: ¬ę¬°Bendito sea Yahveh, que os ha librado de la mano de los egipcios y de la mano de Fara√≥n y ha salvado al pueblo del poder de los egipcios! (Exodo 18, 10)

  • Ven, pues, por favor, mald√≠ceme a ese pueblo, pues es m√°s fuerte que yo, a ver si puedo vencerle y lo arrojo del pa√≠s. Pues s√© que el que t√ļ bendices queda bendito y el que maldices, maldito.¬Ľ (N√ļmeros 22, 6)

  • Pero dijo Dios a Balaam: ¬ęNo vayas con ellos, no maldigas a ese pueblo porque es bendito.¬Ľ (N√ļmeros 22, 12)

  • Se agacha, se acuesta, como le√≥n, como leona, ¬Ņqui√©n le har√° levantar? ¬°Bendito el que te bendiga! ¬°Maldito el que te maldiga!¬Ľ (N√ļmeros 24, 9)


‚ÄúEnquanto estivermos vivos sempre seremos tentados. A vida √© uma cont√≠nua luta. Se √†s vezes h√° uma tr√©gua √© para respirarmos um pouco.‚ÄĚ S√£o Padre Pio de Pietrelcina