Encontrados 3259 resultados para: una

  • Y Dios dijo: "Haya un firmamento entre las aguas, que separe las unas de las otras"; y así fue: (Génesis 1, 6)

  • Dios dijo: "Reúnanse en un solo lugar las aguas inferiores y aparezca lo seco"; y así fue. (Génesis 1, 9)

  • no había todavía arbusto alguno del campo sobre la tierra, ni había germinado hierba alguna, porque el Señor Dios no había hecho todavía llover sobre la tierra, ni había hombre que cultivase el suelo. (Génesis 2, 5)

  • El Señor Dios dijo: "No es bueno que el hombre esté solo; le daré una ayuda apropiada". (Génesis 2, 18)

  • El hombre impuso nombre a todos los ganados, a todas las aves del cielo y a todas las bestias del campo; pero para sí mismo no encontró una ayuda apropiada. (Génesis 2, 20)

  • Entonces el Señor Dios hizo caer sobre el hombre un sueño profundo, y mientras dormía le quitó una de sus costillas, poniendo carne en su lugar. (Génesis 2, 21)

  • Por eso el hombre deja a su padre y a su madre y se une a su mujer, y son los dos una sola carne. (Génesis 2, 24)

  • Entonces se abrieron sus ojos, y se dieron cuenta de que estaban desnudos; cosieron unas hojas de higuera y se hicieron unos taparrabos. (Génesis 3, 7)

  • El Señor Dios hizo al hombre y a su mujer unas túnicas de piel y los vistió. (Génesis 3, 21)

  • Pasado algún tiempo, Caín presentó al Señor una ofrenda de los frutos de la tierra. (Génesis 4, 3)

  • El Señor le dijo: "No será así; si alguien mata a Caín, lo pagará siete veces". Y el Señor puso una señal a Caín para que si alguien lo encontraba, no lo matara. (Génesis 4, 15)

  • Caín tuvo relaciones con su mujer, la cual concibió y dio a luz a Henoc. Más tarde se puso a construir una ciudad, a la que dio el nombre de su hijo Henoc. (Génesis 4, 17)

“Reflita no que escreve, pois o Senhor vai lhe pedir contas disso.” São Padre Pio de Pietrelcina