Encontrados 75 resultados para: extranjero

  • Yo te daré a ti y a tu descendencia después de ti en posesión perpetua la tierra en la que habitas ahora como extranjero, toda la tierra de Canaán. Yo seré vuestro Dios". (Génesis 17, 8)




  • A los ocho días de su nacimiento serán circuncidados todos los varones de cada generación, así como los esclavos nacidos en la casa o comprados por dinero a cualquier extranjero que no sea de tu raza. (Génesis 17, 12)

  • y todos los varones de su casa, los nacidos en ella y los comprados por dinero al extranjero. Todos fueron circuncidados con él. (Génesis 17, 27)

  • "Yo soy extranjero y emigrante entre vosotros; dadme una sepultura en propiedad para enterrar a mi difunta". (Génesis 23, 4)

  • Durante siete días no habrá levadura en vuestras casas, porque el que coma algo fermentado será extirpado de la comunidad de Israel, sea extranjero o indígena. (Exodo 12, 19)

  • El Señor dijo a Moisés y a Aarón: "Ésta es la ley de la pascua: ningún extranjero podrá comerla. (Exodo 12, 43)

  • La misma ley regirá para el indígena y para el extranjero que habita en medio de vosotros". (Exodo 12, 49)




  • y a sus dos hijos, uno de nombre Guersón, porque Moisés había dicho: "He sido un extranjero en país extranjero", (Exodo 18, 3)

  • pero el séptimo día es día de descanso en honor del Señor, tu Dios. No harás en él trabajo alguno ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni el extranjero que habita contigo. (Exodo 20, 10)

  • No explotarás ni oprimirás al extranjero, porque también vosotros fuisteis extranjeros en Egipto. (Exodo 22, 20)

  • Ésta será para vosotros ley perpetua: el séptimo mes, el día diez del mes, ayunaréis y no haréis trabajo alguno, tanto el indígena como el extranjero residente en medio de vosotros. (Levítico 16, 29)

  • Diles: Cualquier israelita o extranjero residente en medio de vosotros que ofrezca un holocausto o un sacrificio (Levítico 17, 8)




“Reze, reze! Quem muito reza se salva e salva os outros. E qual oração pode ser mais bela e mais aceita a Nossa Senhora do que o Rosario?” São Padre Pio de Pietrelcina