Encontrados 15 resultados para: Artajerjes

  • En tiempo de Artajerjes, Bislán, Mitrídates, Tabeel y sus demás colegas hicieron otra denuncia a Artajerjes, rey de Persia. El documento estaba escrito en caracteres arameos y en lengua aramea. (Esdras 4, 7)

  • Rejún, gobernador, y Simsay, secretario, escribieron al rey Artajerjes la siguiente carta contra Jerusalén: (Esdras 4, 8)

  • Copia de la carta: "Al rey Artajerjes, tus servidores, las gentes de Transeufratina: (Esdras 4, 11)

  • Tan pronto como leyeron la carta del rey Artajerjes, el gobernador Rejún, el secretario Simsay y sus colegas fueron inmediatamente a Jerusalén y obligaron por la fuerza a los judíos a parar las obras. (Esdras 4, 23)

  • Así los dirigentes judíos continuaron las obras con éxito, confortados por la palabra inspirada de los profetas Ageo y Zacarías, hijo de Idó. Y llevaron a feliz término la reconstrucción, en conformidad con el mandato del Dios de Israel y con la orden de Ciro, de Darío y de Artajerjes, reyes de Persia. (Esdras 6, 14)

  • Después de estos acontecimientos, en el reinado de Artajerjes, rey de Persia, Esdras, hijo de Serayas, de Azarías, de Jelcías, (Esdras 7, 1)

  • Fueron también a Jerusalén, el año siete del rey Artajerjes, otros israelitas: sacerdotes, levitas, cantores, porteros y sirvientes del templo. (Esdras 7, 7)

  • Copia del decreto que el rey Artajerjes entregó a Esdras, sacerdote y escriba experto en la ley del Señor y en sus prescripciones sobre Israel: (Esdras 7, 11)

  • "Artajerjes, rey de reyes, a Esdras, sacerdote y escriba experto en la ley de Dios del cielo: ¡Salud! (Esdras 7, 12)

  • Y yo, el rey Artajerjes, ordeno a todos los tesoreros de Transeufratina que todo lo que os pida Esdras, sacerdote y escriba experto en la ley del Dios del cielo, se lo deis puntualmente, (Esdras 7, 21)

  • Éstos son, con su genealogía, los cabezas de familia que vinieron de Babilonia conmigo en el reinado de Artajerjes. (Esdras 8, 1)

  • Palabras de Nehemías, hijo de Jacalías. En el mes de quisleu, el año veinte del rey Artajerjes, estando yo en la fortaleza de Susa, (Nehemías 1, 1)


“Menosprezai vossas tentações e não vos demoreis nelas. Imaginai estar na presença de Jesus. O crucificado se lança em vossos braços e mora no vosso coração. Beijai-Lhe a chaga do lado, dizendo: ‘Aqui está minha esperança; a fonte viva da minha felicidade. Seguro-vos, ó Jesus, e não me aparto de vós, até que me tenhais posto a salvo’”. São Padre Pio de Pietrelcina