Encontrados 25046 resultados para: él

  • Al principio Dios creó el cielo y la tierra. (Génesis 1, 1)

  • La tierra era soledad y caos, y las tinieblas cubrían el abismo; y el espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas. (Génesis 1, 2)

  • Dios hizo el firmamento, separando por medio de él las aguas que hay debajo de las que hay sobre él. (Génesis 1, 7)


  • Dios llamó al firmamento cielo. Hubo tarde y mañana: día segundo. (Génesis 1, 8)

  • Dios dijo: "Haya lumbreras en el firmamento que separen el día de la noche, sirvan de signos para distinguir las estaciones, los días y los años, (Génesis 1, 14)

  • y luzcan en el firmamento del cielo para iluminar la tierra". Y así fue: (Génesis 1, 15)

  • Dios hizo dos lumbreras grandes, la mayor para gobierno del día, y la menor para gobierno de la noche, y las estrellas. (Génesis 1, 16)

  • Dios las puso en el firmamento del cielo para iluminar la tierra, (Génesis 1, 17)

  • regular el día y la noche y separar la luz de las tinieblas. Vio Dios que esto estaba bien. (Génesis 1, 18)

  • Dios dijo: "Pulule en las aguas un hormigueo de seres vivientes y revoloteen las aves por encima de la tierra y cara al firmamento del cielo". (Génesis 1, 20)

  • Dios creó los grandes monstruos marinos, todos los seres vivientes que se mueven y pululan en las aguas según su especie, y el mundo volátil según su especie. Vio Dios que esto estaba bien. (Génesis 1, 21)

  • Dios los bendijo diciendo: "Sed fecundos, multiplicaos y llenad las aguas del mar, y multiplíquense las aves sobre la tierra". (Génesis 1, 22)

“Comunguemos com santo temor e com grande amor.” São Padre Pio de Pietrelcina