aaaaa

Encontrados 4599 resultados para: una

  • y llamó Día a la luz y Noche a las tinieblas. Así hubo una tarde y una mañana: este fue el primer día. (Génesis 1, 5)

  • Dios dijo: "Que haya un firmamento en medio de las aguas, para que establezca una separación entre ellas". Y así sucedió. (Génesis 1, 6)

  • y Dios llamó Cielo al firmamento. Así hubo una tarde y una mañana: este fue el segundo día. (Génesis 1, 8)

  • Dios dijo: "Que se reúnan en un solo lugar las aguas que están bajo el cielo, y que aparezca el suelo firme". Y así sucedió. (Génesis 1, 9)

  • Así hubo una tarde y una mañana: este fue el tercer día. (Génesis 1, 13)

  • Así hubo una tarde y una mañana: este fue el cuarto día. (Génesis 1, 19)

  • Dios dijo: "Que las aguas se llenen de una multitud de seres vivientes y que vuelen pájaros sobre la tierra, por el firmamento del cielo". (Génesis 1, 20)

  • Así hubo una tarde y una mañana: este fue el quinto día. (Génesis 1, 23)

  • Dios miró todo lo que había hecho, y vio que era muy bueno. Así hubo una tarde y una mañana: este fue el sexto día. (Génesis 1, 31)

  • aún no había ningún arbusto del campo sobre la tierra ni había brotado ninguna hierba, porque el Señor Dios no había hecho llover sobre la tierra. Tampoco había ningún hombre para cultivar el suelo, (Génesis 2, 5)

  • Después dijo el Señor Dios: "No conviene que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada". (Génesis 2, 18)

  • Entonces el Señor Dios hizo caer sobre el hombre un profundo sueño, y cuando este se durmió, tomó una de sus costillas y cerró con carne el lugar vacío. (Génesis 2, 21)

“Invoquemos sempre o auxílio de Nossa Senhora.” São Padre Pio de Pietrelcina