Encontrados 30 resultados para: dignos

  • Pero además tienes que elegir, entre todo el pueblo, a algunos hombres capaces, temerosos de Dios, dignos de confianza e insobornables, para constituirlos jefes del pueblo: jefes de mil, de cien, de cincuenta y de diez personas. (Exodo 18, 21)

  • Pero ahora se ríe de mí hasta la gente más joven que yo, a cuyos padres yo no consideraba dignos de juntarlos con los perros de mis rebaños. (Job 30, 1)

  • Tus testimonios, Señor, son dignos de fe, la santidad embellece tu Casa a lo largo de los tiempos. (Salmos 93, 5)

  • Establezcamos ahora vínculos de amistad entre nosotros: dame a tu hija por esposa, y yo seré tu yerno, y a ti y a ella les haré regalos dignos de ti". (I Macabeos 10, 54)

  • que equipararía con los atenienses a todos aquellos judíos que había considerado dignos, no de una sepultura, sino de ser arrojados, junto con sus hijos, como pasto de las fieras y de las aves de rapiña; (II Macabeos 9, 15)

  • Amontoné además plata y oro, y tesoros dignos de reyes y de provincias; me conseguí cantores y cantoras, y muchas mujeres hermosas, que son la delicia de los hombres. (Eclesiastés 2, 8)

  • Pero los impíos llaman a la muerte con gestos y palabras: teniéndola por amiga, se desviven por ella y han hecho con ella un pacto, porque son dignos de pertenecerle. (Sabiduría 1, 16)

  • Por una leve corrección, recibirán grandes beneficios, porque Dios los puso a prueba y los encontró dignos de él. (Sabiduría 3, 5)

  • La Sabiduría busca por todas partes a los que son dignos de ella, se les aparece con benevolencia en los caminos y les sale al encuentro en todos sus pensamientos. (Sabiduría 6, 16)

  • Que Dios me conceda hablar con inteligencia, y que mis pensamientos sean dignos de los dones recibidos, porque él mismo es el guía de la Sabiduría y el que dirige a los sabios. (Sabiduría 7, 15)

  • ¡Amantes del mal y dignos de tales esperanzas son los que las fabrican, las desean y las adoran! (Sabiduría 15, 6)

  • El grande, el magistrado y el poderoso son dignos de honra, pero el que teme al Señor es superior a todos ellos. (Eclesiástico 10, 24)


“Para que se preocupar com o caminho pelo qual Jesus quer que você chegue à pátria celeste – pelo deserto ou pelo campo – quando tanto por um como por outro se chegará da mesma forma à beatitude eterna?” São Padre Pio de Pietrelcina