1. Elihú volvió a tomar la palabra y dijo:

2. ¿Crees que has hablado con sensatez y que te has justificado ante Dios

3. al decirle: Qué te importa? No te alcanza mi pecado.

4. Voy a responderte a ti, y contigo a tus amigos.

5. Contempla los cielos y mira, observa cómo las nubes están más arriba que tú.

6. Si pecas, ¿qué le haces? Si se multiplican tus ofensas, ¿en qué lo perjudicas?

7. Y con ser justo, ¿qué le das o qué recibe él de tu mano?

8. A un hombre como tú afecta tu maldad, tu justicia es a la medida de los hombres.

9. Gritan bajo el peso de la opresión, y claman porque los poderosos los dominan,

10. pero no preguntan: «¿Dónde está Dios, que nos creó, que da en las noches cantares de júbilo,

11. que nos instruye por medio de las bestias y nos da ejemplos en las aves del cielo?»

12. Por eso, él no responde cuando gritan, cuando los malos los maltratan.

13. En vano claman: Dios no escucha, el Omnipotente no los atiende.

14. Peor todavía si dices que no encuentras a Dios, y que después de preparar tu defensa lo esperas.

15. Lo mismo si dices que su enojo no sabe castigar y que no se entera de los abusos.

16. Por tanto, Job habla para decir nada y multiplica sus discursos por falta de conocimiento.»




Visite nossa livraria



“Quanto maiores forem os dons, maior deve ser sua humildade, lembrando de que tudo lhe foi dado como empréstimo.” São Padre Pio de Pietrelcina