18. Pero Joás, rey de Israel, mandó decir a Amasías, rey de Judá: «El cardo del Líbano mandó a decir al cedro el Líbano: Dame tu hija para mujer de mi hijo. Pero las bestias salvajes del Líbano pasaron y pisotearon el cardo.




Livros sugeridos



“A caridade é o metro com o qual o Senhor nos julgará.” São Padre Pio de Pietrelcina