1. Booz subió a la puerta de la ciudad y se sentó. Cuando pasó el citado pariente le dijo: "Oye, ven acá y siéntate". Se acercó y se sentó.

2. Booz llamó a diez ancianos de la ciudad y les dijo: "Sentaos". Y se sentaron.

3. Booz dijo al pariente: "Noemí ha vuelto del país de Moab y ha puesto en venta el campo de nuestro hermano Elimélec.

4. He determinado informarte para decirte: Cómpralo en presencia de los ancianos de la ciudad. Si quieres comprarlo, cómpralo; si no, dímelo, porque antes de ti no hay ninguno que pueda comprarlo, y yo soy el segundo". Él respondió: "Lo compraré".

5. Booz añadió: "Pero si compras el campo a Noemí, deberás casarte con Rut, la moabita, mujer del difunto, para perpetuar el nombre de Elimélec en su heredad".

6. El pariente contestó: "No puedo comprarlo por no perjudicar a mis herederos; usa tú de mi derecho de levirato, pues yo no puedo".

7. Había entonces en Israel, para ratificar las compras o cambios, el siguiente rito: uno se quitaba su zapato y lo entregaba al otro. Tal era el modo de hacer fe en Israel.

8. El pariente dijo a Booz: "Cómpralo tú para ti"; y quitándose el zapato se lo entregó.

9. Entonces Booz dijo a los ancianos y a todo el pueblo: "Vosotros sois testigos de que yo compro a Noemí lo que es de Elimélec, de Kilión y de Majlón;

10. tomo además por mujer a Rut, la moabita, mujer que fue de Majlón, para perpetuar el nombre del difunto sobre su heredad y para que no se borre su nombre de entre sus hermanos y de la puerta de la ciudad. Vosotros sois hoy testigos de ello".

11. Todo el pueblo, que se encontraba a la puerta con los ancianos, dijo: "Somos testigos. Que el Señor haga a la mujer que va a entrar en tu casa semejante a Raquel y a Lía, quienes edificaron la casa de Israel. Que seas poderoso en Éfrata y adquieras renombre en Belén.

12. Que sea tu casa como la de Fares, el que Tamar dio a Judá, por la posteridad que el Señor te dé de esta joven".

13. Booz se casó con Rut, se unió a ella, y el Señor hizo que concibiese y tuviera un hijo.

14. Las mujeres decían a Noemí: "Bendito sea el Señor, que ha querido que no te faltase un heredero y que el nombre del difunto se conserve en Israel.

15. El niño será para ti consuelo y amparo en tu vejez, pues te lo ha dado tu nuera que tanto te ama y es para ti mejor que siete hijos".

16. Noemí tomó al niño, lo puso en su regazo y fue su nodriza.

17. Las vecinas decían: "A Noemí le ha nacido un hijo". Y lo llamaron Obed, que fue el padre de Jesé, padre de David.

18. Ésta es la descendencia de Fares: Fares engendró a Jesrón,

19. Jesrón a Ram, Ram a Aminadab,

20. Aminadab a Nasón, Nasón a Salmón,

21. Salmón a Booz, Booz a Obed,

22. Obed a Jesé y Jesé a David.



Livros sugeridos


“Ele e ouvir a Sua voz por meio das Suas inspirações e iluminações interiores.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.