1. Moisés dijo a los israelitas todo lo que el Señor le había ordenado.

2. Dijo a los jefes de tribu de Israel: "Esto manda el Señor:

3. Si un hombre hace un voto al Señor o se obliga con juramento a alguna cosa, no faltará a su palabra; todo lo que haya salido de su boca, lo cumplirá.

4. Cuando una mujer, joven todavía, que habita en casa de su padre, hace un voto al Señor o se compromete formalmente con juramento,

5. si el padre, al conocer el voto o la obligación contraída, no dice nada, todos sus votos son válidos, lo mismo que todas las obligaciones que haya contraído.

6. Pero si el padre, al tener conocimiento de ello, lo desaprueba, entonces todos sus votos y todas las obligaciones contraídas son nulos, y el Señor la perdonará, pues ha sido su padre quien se ha opuesto.

7. Si se casa estando todavía ligada por algún voto o compromiso contraído a la ligera,

8. si al saberlo su marido se calla y no le dice nada el día en que se entera, sus votos y los compromisos contraídos son válidos.

9. Pero si el marido, al saberlo, lo desaprueba, anula el voto que hizo y el compromiso contraído a la ligera. El Señor la perdonará.

10. El voto de una viuda o de una divorciada y todos los compromisos por ellas contraídos son válidos.

11. Si una mujer hace un voto o se compromete a algo con juramento estando ya en casa de su marido,

12. si el marido, al saberlo, no le dice nada ni lo desaprueba, todos sus votos serán válidos, así como las obligaciones contraídas.

13. Pero si su marido, al saberlo, los anula el día en que lo ha sabido, todo lo que salió de sus labios, votos y obligaciones, quedan sin valor; su marido los ha anulado y el Señor la perdonará.

14. El marido puede anular o ratificar cualquier voto o juramento con que ella se obligue.

15. Pero si el marido, día tras día, se calla, ratifica todos sus votos y todos los compromisos por ella contraídos, pues no le dijo nada el día que los conoció.

16. Si los anula algún tiempo después de haberlos conocido, sobre él pesará la falta de su mujer".

17. Éstas son las leyes que el Señor dio a Moisés en lo que se refiere a las relaciones entre marido y mujer y entre padre e hija, cuando ésta es todavía joven y habita en casa de su padre.



Livros sugeridos


“Para consolar uma alma na sua dor, mostre todo o bem que ela ainda pode fazer”. São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.