1. Jesús salió del templo e iba caminando, cuando se le acercaron sus discípulos para mostrarle las construcciones del templo.

2. Pero él les dijo: "¿Veis todo esto? Os aseguro que no quedará aquí piedra sobre piedra; todo será destruido".

3. Estando él sentado en el monte de los Olivos, fueron los discípulos y le preguntaron a solas: "Dinos, ¿cuándo sucederá eso y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo?".

4. Jesús les respondió: "Mirad que nadie os engañe.

5. Muchos vendrán en mi nombre diciendo: Yo soy el mesías, y engañarán a muchos.

6. Cuando oigáis hablar de guerras y noticias de batallas, no os alarméis, porque es necesario que todo eso ocurra; pero todavía no será el fin.

7. Se levantarán pueblos contra pueblos y reinos contra reinos; habrá hambre y terremotos en diversos lugares.

8. Eso será sólo el comienzo de los dolores.

9. Entonces os entregarán a la tortura y a la muerte. Por mi causa os odiarán todos los pueblos.

10. Muchos se escandalizarán, se traicionarán y odiarán unos a otros.

11. Surgirán muchos falsos profetas y engañarán a muchos.

12. El exceso de la maldad enfriará la caridad de mucha gente,

13. pero el que persevere hasta el fin se salvará.

14. Este evangelio del reino se predicará en el mundo entero en testimonio para todas las naciones, y luego vendrá el fin".

15. "Cuando veáis en el lugar santo el ídolo repugnante anunciado por el profeta Daniel (el que lea que entienda),

16. entonces los que estén en Judea que huyan a los montes,

17. el que esté en la terraza que no baje a recoger nada de su casa

18. y el que esté en el campo que no vuelva por su manto.

19. ¡Ay de las que estén encinta y criando en aquellos días!

20. Rezad para que vuestra huida no caiga en invierno ni en sábado.

21. Porque entonces habrá una angustia tan grande como no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora ni la habrá jamás.

22. Si aquellos días no se acortasen, nadie se salvaría; pero, en atención a los elegidos, aquellos días serán acortados".

23. "Entonces si alguno os dice: El mesías está aquí o allá, no lo creáis.

24. Surgirán falsos mesías y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios para engañar, si fuera posible, aun a los mismos elegidos.

25. Mirad que os lo he dicho todo de antemano.

26. Si os dicen que está en el desierto, no salgáis; si en un escondite, no lo creáis.

27. Porque como el relámpago sale del oriente y brilla hasta el occidente, así será la venida del hijo del hombre.

28. Donde esté el cadáver, allí se reunirán los buitres".

29. "En aquellos días, después de esta angustia, el sol se oscurecerá, la luna no alumbrará, las estrellas caerán del cielo y las columnas del cielo se tambalearán.

30. Entonces aparecerá en el cielo la señal del hijo del hombre; todas las tribus de la tierra se golpearán el pecho y verán venir al hijo del hombre sobre las nubes del cielo con gran poder y majestad.

31. Y mandará a sus ángeles con potentes trompetas, y reunirán de los cuatro vientos a los elegidos desde uno a otro extremo del mundo".

32. "Aprended del ejemplo de la higuera. Cuando sus ramas se ponen tiernas y echan hojas, conocéis que el verano se acerca.

33. Así también vosotros, cuando veáis todo esto, sabed que él ya está cerca, a las puertas.

34. Os aseguro que no pasará esta generación antes de que suceda todo esto.

35. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

36. Pero aquel día y aquella hora nadie los conoce, ni los ángeles del cielo, ni el hijo, sino sólo el Padre".

37. "Como en los tiempos de Noé, así será la venida del hijo del hombre.

38. Porque como en los días que precedieron al diluvio comían, bebían y se casaban ellos y ellas, hasta el día en que entró Noé en el arca,

39. y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los barrió a todos, así sucederá cuando venga el hijo del hombre.

40. Entonces estarán dos en el campo; a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán.

41. Estarán dos mujeres moliendo juntas; a una se la llevarán y a otra la dejarán.

42. Estad en guardia, porque no sabéis en qué día va a venir vuestro Señor.

43. Tened en cuenta que si el amo de casa supiera a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, estaría en guardia y no dejaría que le asaltaran la casa.

44. Estad preparados también vosotros, porque a la hora que menos penséis vendrá el hijo del hombre".

45. "¿Quién es el criado fiel y prudente, puesto por el amo al frente de su servidumbre, para que les dé la comida a su hora?

46. Dichoso ese criado si, al llegar su amo, lo encuentra cumpliendo con su deber.

47. Os aseguro que lo pondrá al frente de todos sus bienes.

48. Pero si ese criado es de mala condición y, pensando que su amo va a tardar en venir,

49. se pone a maltratar a sus compañeros, a comer y a beber con los borrachos,

50. su amo vendrá el día que él menos lo espere,

51. le castigará severamente y le asignará su suerte con los hipócritas. Allí será el llanto y el crujir de dientes".






“Se você fala das próprias virtudes para se exibir ou para vã ostentação perde todo o mérito.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.