1. El Señor habló a Moisés: "Di a los sacerdotes, hijos de Aarón: Ningún sacerdote contraiga impureza por el cadáver de un pariente,

2. a no ser por un pariente cercano: madre, padre, hijo, hija, hermano

3. o hermana soltera, que aún vive con él porque no se ha casado; por ellos podrá hacerse impuro.

4. No debe hacerse impuro ni mancharse por una pariente casada.

5. No se raparán la cabeza, no rasurarán los bordes de su barba ni se harán cortes en su cuerpo.

6. Estarán consagrados a su Dios y no profanarán su nombre, pues son ellos los que presentan las ofrendas al Señor, alimento de su Dios; estarán en estado de santidad.

7. No tomarán por esposa una mujer prostituta, violada o divorciada, pues el sacerdote está consagrado a su Dios.

8. Le tendrás por santo, pues él es quien ofrece el alimento a tu Dios; tenle por santo, porque santo soy yo, que os santifico.

9. Si la hija de un sacerdote se deshonra y se hace prostituta, deshonra también a su padre; será quemada viva".

10. "En cuanto al sumo sacerdote, el mayor entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fue derramado el óleo de la unción, a quien le fue conferido el poder de llevar las vestiduras sagradas, no irá despeinado ni harapiento,

11. no se acercará a ningún cadáver; ni siquiera por su padre o por su madre debe hacerse impuro.

12. No se saldrá del lugar santo para no profanar el santuario de su Dios, pues lleva sobre sí la corona del óleo de la unción de su Dios: yo, el Señor.

13. Tomará para esposa mujer virgen.

14. No tomará ni viuda ni divorciada, ni violada ni prostituta; una virgen de su pueblo será su mujer.

15. De esta manera no profanará entre los suyos su descendencia, pues yo soy el Señor, que lo santifica".

16. El Señor habló a Moisés:

17. "Di a Aarón: Ninguno de tu estirpe, de cualquiera generación que sea, que tenga un defecto corporal se acercará a ofrecer el alimento a su Dios.

18. No se acercará ningún defectuoso, sea ciego o cojo, mutilado o deforme,

19. lisiado de pies o manos,

20. jorobado o enano, bisojo o sarnoso, tiñoso o herniado.

21. Ningún descendiente del sacerdote Aarón que tenga algún defecto podrá acercar las ofrendas al Señor; tiene un defecto, y por tanto no se acercará a ofrecer el alimento de su Dios.

22. Podrá comer el alimento de su Dios, a saber, las ofrendas santas y santísimas;

23. pero no podrá pasar detrás del velo ni acercarse al altar, pues tiene un defecto y no debe profanar mi santuario: yo, el Señor, que los santifico".

24. Así habló Moisés a Aarón, a sus hijos y a todos los israelitas.








“Quando o dia seguinte chegar, ele também será chamado de hoje e, então, você pensará nele. Tenha sempre muita confiança na Divina Providência.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.