1. Algún tiempo después, en los días de la siega del trigo, Sansón fue a ver a su mujer. Le llevaba un cabrito. Y dijo: "Quiero entrar a ver a mi mujer en la alcoba". Pero el suegro no le dejó entrar,

2. y le dijo: "Creí que ya no la querías y se la di a un compañero tuyo. Pero su hermana menor es más hermosa que ella. Tómala en su lugar".

3. Sansón le dijo: "Ahora sí que soy inocente del mal que voy a hacer a los filisteos".

4. Se fue, cazó trescientas zorras, las ató por el rabo de dos en dos y puso una tea entre los rabos;

5. después prendió fuego a las teas y soltó a las zorras en las mieses de los filisteos; así incendió las gavillas y el trigo sin segar, las viñas y los olivos.

6. Los filisteos preguntaron: "¿Quién ha hecho esto?". Y les dijeron: "Ha sido Sansón, el yerno del timnita, porque éste le ha quitado su mujer y se la ha dado a un compañero suyo". Entonces los filisteos subieron y quemaron a la mujer y la casa de su padre.

7. Sansón les dijo: "Por haber hecho esto, yo no estaré tranquilo hasta que me haya vengado de vosotros".

8. Y les dio tal paliza que no les dejó hueso sano. Después se fue a vivir a la roca de Etán.

9. Los filisteos fueron y acamparon en Judá y llegaron hasta Lejí.

10. Los hombres de Judá les preguntaron: "¿Por qué habéis venido contra nosotros?". Ellos respondieron: "Hemos venido para atar a Sansón, para tratarle como él nos ha tratado".

11. Tres mil hombres de Judá fueron a la cueva de Etán para decir a Sansón: "¿No sabes que estamos bajo el dominio de los filisteos? ¿Qué es lo que has hecho?". Él les respondió: "Los he tratado como ellos me trataron a mí".

12. Entonces le dijeron: "Hemos venido para atarte y entregarte en manos de los filisteos". Sansón respondió: "Juradme que no me mataréis".

13. Ellos le dijeron: "No, nosotros solamente queremos atarte y entregarte en sus manos, pero no te mataremos". Lo ataron con dos sogas nuevas y lo sacaron de la roca.

14. Cuando llegó a Lejí, los filisteos corrieron a su encuentro. Entonces el espíritu del Señor se apoderó de él; las sogas con que estaba atado fueron como hilos de lino quemados por el fuego y las ataduras de sus brazos se deshicieron.

15. Vio cerca una quijada de asno fresca, la agarró y mató a mil hombres:

16. Sansón dijo: "Con la quijada de asno los he zurrado bien; con la quijada de asno he matado a mil hombres".

17. Terminó y tiró la quijada; por eso aquel lugar se llama Ramat Lejí.

18. Devorado por la sed, clamó al Señor: "Tú me has dado esta gran victoria, ¿y ahora me voy a morir de sed y a caer en manos de esos incircuncisos?".

19. El Señor abrió la pila que hay en Lejí, y salió de ella agua. Sansón bebió y se reanimó. Por eso a la fuente de Lejí se la llama hasta la fecha En Hacoré.

20. Sansón fue juez de Israel durante veinte años, en la época de los filisteos.



Livros sugeridos


“O meu passado, Senhor, à Tua misericórdia. O meu Presente, ao Teu amor. O meu futuro, à Tua Providência.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.