1. También estos son proverbios de Salomón, transcritos por los hombres de Ezequías, rey de Judá.

2. Es gloria de Dios ocultar una cosa, y gloria de los reyes escrutarla.

3. Los cielos por su altura, la tierra por su profundidad, y el corazón de los reyes: son inescrutables.

4. Quita las escorias de la plata, y quedará enteramente pura;

5. quita al malo de delante del rey, y su trono se afianzará en la justicia.

6. No te des importancia ante el rey, no te coloques en el sitio de los grandes;

7. porque es mejor que te digan: «Sube acá», que ser humillado delante del príncipe. Lo que han visto tus ojos,

8. no te apresures a llevarlo a juicio; pues ¿qué harás a la postre cuando tu prójimo te confunda?

9. Defiende tu causa contra tu prójimo, pero no descubras los secretos de otro,

10. no sea que el que lo oye te avergüence, y que tu difamación no tenga vuelta.

11. Manzanas de oro con adornos de plata, es la palabra dicha a tiempo.

12. Anillo de oro, o collar de oro fino, la reprensión sabia en oído atento.

13. Como frescor de nieve el día de la siega el mensajero leal, para el que lo envía: conforta el ánimo de su señor.

14. Nubes y viento, pero no lluvia, el hombre que se jacta de que va a hacer un regalo, pero miente.

15. Con paciencia se persuade al juez, una lengua dulce quebranta los huesos.

16. ¿Has hallado miel?, come lo que necesites; no llegues a hartarte y la vomites.

17. Pon tu pie pocas veces en casa del vecino, no sea que se hastíe y te aborrezca.

18. Martillo, espada, flecha aguda: es el hombre que da testimonio falso contra su prójimo.

19. Diente roto, pie titubeante: la confianza en el pérfido, el día de la angustia,

20. como quitar el vestido en día helado. Poner vinagre sobre salitre, es cantar canciones a un corazón triste.

21. Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer, si tiene sed, dale de beber;

22. así amontonas sobre su cabeza brasas y Yahveh te dará la recompensa.

23. El viento norte trae la lluvia, la lengua que disimula, rostros airados.

24. Mejor es vivir en la esquina del terrado, que casa en común con mujer litigiosa.

25. Agua fresca en fauces sedientas: la noticia buena de un país lejano.

26. Fuente hollada, manantial ensuciado, el justo que titubea ante el malo.

27. No es bueno comer mucha miel, ni buscar gloria y más gloria.

28. Ciudad abierta y sin muralla es el hombre que no domina su ánimo.



Livros sugeridos


“Padre, eu não acredito no inferno – falou um penitente. Padre Pio disse: Acreditará quando for para lá?” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.