1. También hicieron las vestiduras litúrgicas para el culto del Santuario y las vestiduras sagradas de Aarón, como el Señor lo había ordenado a Moisés. Para ello emplearon púrpura violeta y escarlata, carmesí y lino fino.

2. El efod lo hicieron de oro, de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y de lino fino reforzado.

3. Prepararon láminas de oro trabajado a martillo, que luego cortaron en forma de hebras, para entretejerlas artísticamente con la púrpura violeta y escarlata, con el carmesí y con el lino fino reforzado.

4. Después aplicaron al efod dos hombreras, y este quedó unido por sus dos extremos.

5. El cinturón para ajustarlo formaba una sola pieza con él y estaba hecho de la misma manera: era de oro, de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y lino fino reforzado, como el Señor se lo había ordenado a Moisés.

6. También trabajaron las piedras de lapislázuli, que fueron engarzadas en oro y grabadas con los nombres de los hijos de Israel, como se graban los sellos.

7. Finalmente colocaron las piedras en las hombreras del efod, para que fueran un memorial en favor de los israelitas, delante del Señor, como él se lo había ordenado a Moisés.

8. También hicieron el pectoral, trabajado artísticamente y confeccionado de la misma manera que el efod. Lo hicieron de oro, de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y de lino fino reforzado.

9. El pectoral era cuadrado y de doble paño, de un palmo de largo y otro de ancho.

10. Lo guarnecieron de piedras preciosas dispuestas en cuatro hileras: en la primera había un jaspe rojo, un topacio y una esmeralda;

11. en la segunda, un rubí, un zafiro y un diamante;

12. en la tercera, un ágata, una cornalina y una amatista;

13. y en la cuarta, un crisólito, un lapislázuli y un jaspe verde. Todas ellas estaban engarzadas en oro.

14. Las piedras eran doce en total, como los nombres de los hijos de Israel, y cada una llevaba grabado el nombre de una de las doce tribus, como se graban los sellos.

15. También hicieron para el pectoral unas cadenas de oro puro trenzadas a manera de cordones,

16. dos engastes de oro y dos argollas de oro, y ajustaron las dos argollas a sus dos extremos.

17. Sujetaron las dos puntas de las cadenas de oro en las dos argollas que estaban en los extremos superiores del pectoral,

18. y unieron las otras dos puntas a los engastes que habían colocado sobre las hombreras del efod, por la parte de adelante.

19. Hicieron, asimismo, otras dos argollas de oro y las ajustaron a los dos extremos inferiores del pectoral, sobre el borde interior, el que da hacia el efod.

20. También forjaron otras dos argollas de oro y las adhirieron a las dos hombreras del efod, por la parte de adelante y bien hacia abajo, o sea, cerca de la costura y encima del cinturón.

21. Así sujetaron el pectoral, haciendo pasar entre sus argollas y las argollas del efod un cordón de púrpura violeta, de manera que el pectoral quedaba fijo sobre el cinturón y no podía desprenderse del efod. Esto es lo que el Señor había ordenado a Moisés.

22. Además, hicieron el manto del efod, todo tejido de púrpura violeta.

23. En el centro tenía una abertura, semejante al cuello de una cota de guerrero y reforzada con un dobladillo, para que no se rasgara.

24. Su ruedo estaba adornado con unas granadas de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y de lino fino reforzado.

25. También hicieron unas campanillas de oro puro y las colocaron sobre el ruedo del manto, intercalándolas con las granadas.

26. Las campanillas y las granadas estaban dispuestas alternadamente, una al lado de la otra, a lo largo de todo el ruedo. El manto se empleaba para ejercer las funciones sacerdotales, como el Señor se lo había ordenado a Moisés.

27. Después hicieron las túnicas de lino fino para Aarón y sus hijos;

28. hicieron el turbante de lino fino, los adornos de las mitras de lino fino, y los pantalones de lino fino reforzado;

29. también tejieron las fajas recamadas de lino fino reforzado, de púrpura violeta y escarlata y de carmesí, conforme a la orden que el Señor había dado a Moisés.

30. Finalmente, forjaron la flor de oro puro - signo de consagración - y grabaron en ella, como se graban los sellos, la siguiente inscripción: "Consagrado al Señor".

31. Luego le pusieron un cordón de púrpura violeta, para poder sujetarla a la parte superior del turbante, como el Señor se lo había ordenado a Moisés.

32. Así fue concluida la construcción de la Morada, o sea, la Carpa del Encuentro. En la ejecución del trabajo, los israelitas obraron exactamente conforme a todo lo que el Señor había mandado a Moisés.

33. Entonces presentaron a Moisés la Morada, la Carpa y todo su mobiliario: los ganchos, los bastidores, los travesaños, las columnas con sus bases;

34. la cobertura de cueros de carnero teñidos de rojo, la cobertura de pieles finas y el velo protector;

35. el Arca del Testimonio con sus andas y la tapa;

36. la mesa con sus utensilios y el pan de la ofrenda;

37. el candelabro de oro puro con sus lámparas -las lámparas que debían colocarse en él- , todos sus accesorios y el aceite para iluminarlas;

38. el altar de oro, el óleo de la unción, el incienso aromático y la cortina para la entrada de la Carpa;

39. el altar de bronce con su enrejado también de bronce, sus andas y todos sus accesorios; la fuente con su base;

40. los cortinados del atrio, las columnas con sus bases, el cortinado para la entrada del atrio, sus varillas, sus estacas, y todos los utensilios para el culto de la Morada, o sea, la Carpa del Encuentro;

41. las vestiduras litúrgicas para oficiar en el Santuario, a saber, las vestiduras sagradas para el sacerdote Aarón y las que usarán sus hijos para las funciones sacerdotales.

42. Los israelitas realizaron todo el trabajo de acuerdo con las instrucciones que el Señor había dado a Moisés.

43. Cuando Moisés vio que habían hecho toda la obra, ajustándose exactamente a lo que el Señor había ordenado, los bendijo.



Livros sugeridos


“Se quisermos colher é necessário não só semear, mas espalhar as sementes num bom campo. Quando as sementes se tornarem plantas, devemos cuidá-las para que as novas plantas não sejam sufocadas pelas ervas daninhas.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.