22. Y aquella noche Jacob permaneció en el campamento, mientras sus regalos iban delante de él.





“Rezai e continuai a rezar para não ficardes entorpecidos”. São Padre Pio de Pietrelcina