25. Bajaron del alto a la ciudad. Se extendió una estera para Saúl en el terrado,




Visite nossa livraria



“Pense na felicidade que está reservada para nós no Paraíso”. São Padre Pio de Pietrelcina