25. Hizo Dios las alimañas terrestres de cada especie, y las bestias de cada especie, y toda sierpe del suelo de cada especie: y vio Dios que estaba bien.




Visite nossa livraria



“As almas! As almas! Se alguém soubesse o preço que custam”. São Padre Pio de Pietrelcina