4. Los que se habían dispersado iban por todas partes anunciando la Buena Nueva de la Palabra.




“Devemos odiar os nossos pecados, visto que o amor ao Senhor significa paz”. São Padre Pio de Pietrelcina