Talált 487 Eredmények: padres

  • Ahora por tercera vez me preparo para visitarlos, y tampoco seré para ustedes una carga, pues no me intereso por lo que tienen, sino por ustedes mismos; y no son los hijos los que deben juntar dinero para sus padres, sino los padres para sus hijos. (2º Carta a los Corintios 12, 14)

  • Estaba más apegado a la religión judía que muchos compatriotas de mi edad y defendía con mayor fanatismo las tradiciones de mis padres. (Carta a los Gálatas 1, 14)

  • Hijos, obedezcan a sus padres, pues esto es un deber: Honra a tu padre y a tu madre. (Carta a los Efesios 6, 1)

  • Y ustedes, padres, no sean pesados con sus hijos, sino más bien edúquenlos usando las correcciones y advertencias que pueda inspirar el Señor. (Carta a los Efesios 6, 4)

  • Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque eso es lo correcto entre cristianos. (Carta a los Colosenses 3, 20)

  • Padres, no sean pesados con sus hijos, para que no se desanimen. (Carta a los Colosenses 3, 21)

  • La Ley no fue instituida para los justos, sino para la gente sin ley, para los rebeldes, impíos y pecadores, para los que no respetan a Dios ni la religión, para los corrompidos e impuros, para los que matan a sus padres y para los asesinos; (1º Carta a Timoteo 1, 9)

  • Si una viuda tiene hijos o nietos, que aprendan éstos primero a cumplir sus deberes con su propia familia y a ayudar a sus padres. Esto es lo correcto ante Dios. (1º Carta a Timoteo 5, 4)

  • los hombres serán egoístas, amantes del dinero, farsantes, orgullosos, chismosos, rebeldes con sus padres, ingratos, sin respeto a la religión; (2º Carta a Timoteo 3, 2)

  • En diversas ocasiones y bajo diferentes formas Dios habló a nuestros padres por medio de los profetas, (Carta a los Hebreos 1, 1)

  • cuando me tentaron sus padres, me pusieron a prueba y vieron mis prodigios (Carta a los Hebreos 3, 9)

  • No será como la alianza que hice con sus padres, cuando los tomé de la mano para sacarlos del país de Egipto. Ellos no permanecieron fieles a mi alianza, por lo cual yo también los descuidé, dice el Señor. (Carta a los Hebreos 8, 9)


“Temos muita facilidade para pedir, mas não para agradecer”. São Padre Pio de Pietrelcina