20. Lo tomó y lo llevó a su madre. Estuvo sobre las rodillas de ella hasta el mediodía y murió.





“O amor tudo esquece, tudo perdoa, sem reservas.” São Padre Pio de Pietrelcina