11. Vino él en su día, se retiró a la habitación de arriba, y se acostó en ella.





“O santo silêncio nos permite ouvir mais claramente a voz de Deus”. São Padre Pio de Pietrelcina