pronańĎen 105 Rezultati za: °Bendito

  • Se acerc√≥ Tobit a Sarra, la mujer de su hijo, y la bendijo diciendo: ¬ę¬°Bienvenida seas, hija! Y bendito sea tu Dios, hija, que te ha tra√≠do hasta nosotros. Bendito sea tu padre, y bendito Tob√≠as, mi hijo, y bendita t√ļ misma, hija. Bienvenida seas, entra en tu casa con gozo y bendici√≥n.¬Ľ (Tob√≠as 11, 17)

  • Y dijo: ¬°Bendito sea Dios, que vive eternamente, y bendito sea su reinado! (Tob√≠as 13, 1)

  • Las plazas de Jerusal√©n ser√°n soladas con rub√≠ y piedra de Ofir; las puertas de Jerusal√©n entonar√°n cantos de alegr√≠a y todas sus casas cantar√°n: ¬°Aleluya! ¬°Bendito sea el Dios de Israel! Y los benditos bendecir√°n el Santo Nombre por todos los siglos de los siglos. (Tob√≠as 13, 17)

  • Todo el pueblo qued√≥ lleno de estupor y postr√°ndose adoraron a Dios y dijeron a una: ¬ę¬°Bendito seas, Dios nuestro, que has aniquilado el d√≠a de hoy a los enemigos de tu pueblo!¬Ľ (Judit 13, 17)

  • Oz√≠as dijo a Judit: ¬ę¬°Bendita seas, hija del Dios Alt√≠simo m√°s que todas las mujeres de la tierra! Y bendito sea Dios, el Se√Īor, Creador del cielo y de la tierra, que te ha guiado para cortar la cabeza del jefe de nuestros enemigos. (Judit 13, 18)

  • dijo: ¬ęDesnudo sal√≠ del seno de mi madre, desnudo all√° retornar√©. Yahveh dio, Yahveh quit√≥: ¬°Sea bendito el nombre de Yahveh!¬Ľ (Job 1, 21)

  • ¬°Bendito sea Yahveh, que ha o√≠do la voz de mis plegarias! (Salmos 28, 6)

  • ¬°Bendito sea Yahveh que me ha brindado maravillas de amor (en ciudad fortificada)! (Salmos 31, 22)

  • ¬°Bendito sea Yahveh, Dios de Israel, desde siempre hasta siempre! ¬°Am√©n! ¬°Am√©n! (Salmos 41, 14)

  • ¬°Bendito sea Dios, que no ha rechazado mi oraci√≥n ni su amor me ha retirado! (Salmos 66, 20)

  • ¬°Bendito sea el Se√Īor d√≠a tras d√≠a! El carga con nosotros, Dios de nuestra salvaci√≥n. (Salmos 68, 20)

  • ¬°temible es Dios desde su santuario! El, el Dios de Israel, es quien da poder y fuerza al pueblo. ¬°Bendito sea Dios! (Salmos 68, 36)


‚ÄúSejam como pequenas abelhas espirituais, que levam para sua colm√©ia apenas mel e cera. Que, por meio de sua conversa, sua casa seja repleta de docilidade, paz, conc√≥rdia, humildade e piedade!‚ÄĚ S√£o Padre Pio de Pietrelcina