pronađen 28 Rezultati za: cetro

  • El cetro no se apartará de Judá ni el bastón de mando de entre sus piernas, hasta que llegue aquel a quien le pertenece y a quien los pueblos deben obediencia. (Génesis 49, 10)

  • Lo veo, pero no ahora; lo contemplo, pero no de cerca: una estrella se alza desde Jacob, un cetro surge de Israel: golpea las sienes de Moab y el cráneo de todos los hijos de Set. (Números 24, 17)

  • "Todos los servidores del rey y el pueblo de las provincias del reino saben que hay una ley según la cual debe morir cualquier hombre o mujer que se presente ante el rey, en el atrio interior, sin haber sido llamado. Esto, a menos que el rey extienda hacia él su cetro de oro para perdonarle la vida. En cuanto a mí, ya hace treinta días que no he sido llamada a la presencia del rey". (Ester 4, 11)

  • Al ver a la reina Ester, que estaba de pie en el patio, el rey la miró con benevolencia y extendió hacia ella el cetro de oro que tenía en la mano. Entonces Ester se acercó y tocó la punta del cetro. (Ester 5, 2)

  • El rey tendió hacia Ester el cetro de oro. Ella se levantó, permaneció de pie en presencia del rey (Ester 8, 4)

  • No entregues tu cetro, Señor, a los que no son nada: ¡que no se burlen de nuestra ruina! Haz que sus planes se vuelvan contra ellos e inflige un castigo ejemplar a aquel que comenzó a atacarnos. (Ester 14, 11)

  • Luego alzó el cetro de oro y lo puso sobre el cuello de Ester, la besó y le dijo: "Háblame". (Ester 15, 15)

  • Los quebrarás con un cetro de hierro, los destrozarás como a un vaso de arcilla". (Salmos 2, 9)

  • Tu trono, como el de Dios, permanece para siempre; el cetro de tu realeza es un cetro justiciero: (Salmos 45, 7)

  • Mío es Galaad, Manasés me pertenece; Efraím es mi yelmo, mi cetro es Judá, (Salmos 60, 9)

  • Le quitaste su cetro glorioso y derribaste por tierra su trono; (Salmos 89, 45)

  • Mío es Galaad, Manasés me pertenece, Efraím es mi yelmo, mi cetro es Judá. (Salmos 108, 9)


“Por que a tentação passada deixa na alma uma certa perturbação? perguntou um penitente a Padre Pio. Ele respondeu: “Você já presenciou um tremor de terra? Quando tudo estremece a sua volta, você também é sacudido; no entanto, não necessariamente fica enterrado nos destroços!” São Padre Pio de Pietrelcina