10. El espíritu del Señor descendió sobre Otniel: él fue juez en Israel y salió a combatir. El Señor entregó en sus manos a Cusán Riseataim, rey de Edóm, y su mano prevaleció sobre él.





“Uma só coisa é necessária: estar perto de Jesus”. São Padre Pio de Pietrelcina